¿Hasta cuándo podremos tener a nuestros públicos navegando el 90 % del tiempo fuera de la web de nuestra organización cultural o creativa?


En la actualidad, aumentar los tiempos de visita de nuestro sitio web y resistir a las tasas de rebote es básico para cualquier organización.

Este análisis va a ser primordial, y a tener en cuenta, para poder sentar las bases de una buena estrategia de desarrollo de audiencias, de “engagement” y de fidelización de nuestros públicos.

En los últimos años, la gestión de públicos se ha convertido en una de las necesidades preponderantes dentro del sector cultural.

El conocimiento de estos públicos nos reafirma que las nuevas audiencias cada vez muestran menos interés por los modelos de marketing masivo y pasan a apreciar estrategias de marketing personalizado, donde toda una serie de posibilidades les ayuda a relacionarse más y mejor con las industrias culturales y creativas.

La tecnología actual ha permitido que el desarrollo de públicos en cultura se pueda diseñar bajo estrategias centradas en plataformas de atención, bases de datos y en una inmensa información recolectada de nuestros públicos. 

Desarrollo de públicos en cultura en transición

Si reflexionamos sobre el sentido y las finalidades de la gestión de públicos en la actualidad, y a partir de las estrategias que nos ofrece el marketing digital, las organizaciones se verán obligadas a modificar algunos conceptos, tareas y procedimientos altamente establecidos.

La solución pasará por apostar por herramientas que integran todos los procesos de desarrollo de públicos, que puedan ser gestionadas por la propia entidad, que nos ayuden a segmentar a los públicos y conocerlos mejor y que estén ancladas firmemente en la asistencia y la participación de los públicos y que nos ayuden a definir prioridades y estrategias de acuerdo con la misión y los objetivos de la organización.

La realidad impera y es conveniente entender que el éxito de las organizaciones culturales pasará por desarrollar estrategias de marketing relacional donde el resultado sea cuidar a los públicos, mejorar la imagen de marca y posicionarse como motores culturales o creativos en el territorio.

Hay muchas maneras de hacerlo, pero seguramente una de las más apropiadas y exitosas en el campo del desarrollo de públicos en cultura, serán aquellas que generan valor relacional entre públicos y organizaciones y que contemplen él:

CREAR RELACIONES DURADERAS Y BENEFICIOSAS PARA AMBAS PARTES

basándose en:

Identificar

a cada una de las personas que componen nuestros públicos, en todos y cada uno de los puntos de contacto: portales, sitios web, ventas online y offline, móviles y aplicaciones, y redes sociales, al igual que estar atentos a públicos posibles que puedan atraer -aún desconocidos por la organización- a partir de aquello que les ofertamos o que ellos demanden.

Diferenciar

a nuestros públicos activos, según sus necesidades individuales y su valor para la entidad.

Interactuar

con ellos estableciendo un diálogo recíproco para poder incrementar sus asistencias y sondear otro tipo de demandas.

Personalizar

nuestras ofertas de acuerdo con lo que conocemos de nuestros públicos y basándonos en crear interés en las prácticas culturales.


Desde sus inicios Bravo Mánager ha convertido el desarrollo de públicos en su principal línea de investigación, dando respuesta a uno de los principales desafíos en el campo de la gestión cultural.

Con ello, Bravo Mánager ha desarrollado una herramienta que ayuda a mejorar a organizaciones e instituciones culturales, en mediación cultural, en sus procesos de democratización y democracia cultural, a partir de entender las necesidades y las demandas de los públicos de hoy inmersos, desde hace tiempo, en una sociedad altamente tecnológica.

 

Conectar con Bravo Manager

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje