3 niveles de segmentación para la cultura

3 niveles de segmentación para la cultura, es la segunda parte del post Bravo CRM, de la atracción a la fidelización de públicos. 

El pasado 10 de marzo, en el marco de la III Conferencia Estatal de la Cultura celebrada en Valladolid, Pilar Gonzalo, directora del Forum de Cultura y buenas prácticas, pronunció la conferencia Derivas, naufragios y buenas prácticas en cultura glu, glu.., glups!

En su intervención, Pilar Gonzalo afirmaba que uno de los problemas que tenemos en la cultura es la falta de perspectiva. Y llegaba a una interesante conclusión: que la crisis tiene su origen en la falta de impacto de la cultura en la sociedad; es decir, menos cultura, más crisis (tanto económica como de otro tipo).

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿»buenos» en qué?

Como dice Gonzalo, a día de hoy, los buenos ejemplos de la cultura deben estar enfocados a trabajar para el buen gobierno de las organizaciones.

¡Y este es un buen ejemplo que ilumina el buen hacer para los de Cultura!

Pero … como?

  • A través de la responsabilidad social.
  • A través de la financiación responsable, es decir, siendo responsables de los recursos de los que disponemos (tanto si son públicos, como privados)
  • A través de la transparencia, para ser coherentes entre la misión, las acciones y los resultados.
  • A través de medir y evaluar los resultados.

Si nos basamos en la visión y las palabras de Pilar Gonzalo, y partiendo de nuestra apuesta a través de la herramienta Bravo Manager, es esencial, primero de todo, conocer a nuestro público. Nunca nos cansaremos de repetirlo!

 

Por esto, desde Bravo Manager CRM hemos desarrollado una ficha de usuario (buyer persona), específica para las organizaciones culturales, que nos permite indagar a nuestras audiencias, a partir de 3 niveles de segmentación para la cultura, relacionadas con el hecho cultural, estas son:

  • Actitud: ¿qué actitud tienen nuestros usuarios ante el hecho cultural (y sociocultural)?
    ∴ Esto nos da pistas sobre cómo comunicarnos (con diferentes mensajes) con cada uno de los usuarios o grupos segmentados: líderes, ocupados, innovadores, nostálgicos, expresivos, exploradores, comprometidos o consumidores
  • Intereses: ¿cuáles son los intereses de los usuarios, teniendo en cuenta que si forman parte de un segmento los intereses pueden ser variablemente opuestos?
    ∴ Es decir, a unos les puede interesar el teatro de texto, y en otros, el teatro de calle; unos, la música pop o el jazz, y en otros, la robótica; unos, la literatura gótica, y en otros, todo lo referente al activismo social.
  • Tendencias: ¿de que se habla en las redes sociales? ¿Cuáles son las tendencias generales que nos permitirán tener una visión clara de quién es exactamente nuestro público y, sobre todo, escucharlo?
    ∴ Desde la cultura y / o desde la participación ciudadana, las redes son oídos. Y, como sentenció María Zambrano, «los oídos son ojos y ventanas».

No debemos olvidar tampoco las demográficas, que son las que obtenemos en el momento de compartir la oferta con los usuarios a través de nuestro software integrado de venta de entradas, reservas e inscripciones. Todo y que también las podremos añadir de forma manual o a través de automatizaciones específicas.

¿Y qué hacemos ahora que tenemos estos datos, que en el caso de Bravo Manager son propiedad de cada una de las organizaciones? De entrada, podremos:

  • Analizar si nuestro público está alineado con la misión, las acciones y los resultados de nuestra organización.
  • Preguntarnos si el camino trazado es equivalente a lo que demanda nuestro público o bien hemos de trazar uno nuevo para poder acompañarlo hacia sus necesidades.

Por lo tanto, ahora que tenemos estas herramientas a nuestro alcance, es hora de empezar a valorar los impactos de nuestro trabajo en esta dirección. Porque, tal como concluye Pilar Gonzalo en su conferencia, y haciendo referencia al refranero español: “hechos son amores y no buenas razones”.